Consultoría

Empresarial

Servicios de Consultoría:

Consultoría empresarial

"Proporciono asistencia técnica en la puesta en marcha de acciones positivas que impulsen la igualdad. La consultoría empresarial, incluye diagnósticos de género, asesoramiento, análisis de la situación respecto al liderazgo femenino y a la igualdad de oportunidades de las organizaciones."

  • Consultoría empresarial para empresas innovadoras.
  • Asesoría en materia de igualdad de oportunidades.
  • Formación sobre diversidad, sesgos inconscientes y conciliación.
  • Elaboración e implantación de Planes de Conciliación de la vida personal laboral y familiar.
  • Realización y puesta a punto de Planes de Igualdad de Oportunidades entre mujeres y hombres.
  • Revisión del lenguaje empleado en documentos y páginas web proponiendo alternativas que favorezcan el uso no sexista del lenguaje.

Diversidad

El protagonismo de las mujeres en el mercado laboral, la multiculturalidad o los nuevos modelos de familia son algunos de los elementos que configuran un nuevo y cambiante escenario social.
Las empresas no pueden permanecer ciegas a este cambio perpetuando modelos de trabajo encorsetados y obsoletos, que asumen la plantilla como un grupo homogéneo. Se hace imprescindible por tanto, la interacción entre trabajadores y trabajadoras con intereses, necesidades, expectativas, actitudes, valores y potencialidades diversas.
La estrategia de la diversidad, ofrece a las empresas, la posibilidad de atraer y mantener talentos diversos representativos de ambos sexos. En definitiva, la gestión de la diversidad implica una nueva cultura de trabajo apoyada en la innovación y la creatividad. En este sentido,  ofrezco asesoramiento técnico a aquellas organizaciones que quieran combinar la aplicación de la Perspectiva de Género y la Gestión de la Diversidad, con el objetivo de crear un entorno laboral más justo y democrático.

Talento femenino

El debate sobre la participación de las mujeres en el proceso de toma de decisiones no es una cuestión novedosa, es objeto de reflexión desde hace varias décadas. El papel de las mujeres en la sociedad de principios del siglo XXI es, muy diferente del que jugaban, tan sólo 20 años atrás. Su presencia y participación en los más variados ámbitos sociales, culturales, políticos y económicos, se ha elevado hasta alcanzar cotas si no igualitarias, si, al menos representativas de un avance importante.
Las mujeres tienen el deber de participar, de aportar diferentes puntos de vista y opiniones. No es una reivindicación. Se trata cada vez más, de una obligación. No es posible comprender el desarrollo de una sociedad sin contar con la plena participación de las mujeres. Por tanto, no puede existir desarrollo, sin igualdad de derechos y oportunidades entre mujeres y hombres. La progresiva ausencia de mujeres a medida que asciende la esfera de poder es una evidencia que ha llevado a desarrollar términos como techo de cristal y suelo pegajoso que describen estas situaciones.
Para las empresas de mañana lo que cuenta es el TALENTO.

Beneficios

La aplicación del enfoque de género en las organizaciones, mejora los resultados. Es estadístico. La competencia en el ámbito global, es tal, que es imprescindible movilizar al máximo el talento disponible. Y las mujeres representan, por lo menos el 50% del talento potencial. La discriminación contra ellas representa por tanto, un despilfarro de talento. Por otra parte, cada vez se habla más de diversidad en las empresas y en este sentido es hora ya de incorporar también a los hombres y su opinión en el diseño de programas acciones y estrategias de igualdad y diversidad para que éstas puedan ser realmente “inclusivas” y tener éxito a largo plazo.

La igualdad no sólo es una necesidad de equidad sino de eficiencia económica

El hecho de que haya más mujeres en la dirección de las organizaciones no es sólo una cuestión de justicia social, sino, fundamentalmente, una cuestión de mayor eficiencia económica. Éste es un hecho que ahora se observa más abiertamente como consecuencia de la movilización de personas cualificadas a escala mundial. Así, diversos estudios subrayan que la próxima revolución económica consistirá en entender el rol de las mujeres en la empresa y en los mercados desde el punto de vista de:

  • Su capacidad de influencia en las decisiones de compra.(como consumidoras).
  • Su aportación de una forma distinta de crear, dirigir ,liderar y desarrollar proyectos empresariales (como directivas y empresarias).
  • Empresas socialmente más responsables (RSC)
    Las empresas deben crear las condiciones para un trabajo más sostenible a nivel Personal para que sean compatibles el empleo y la vida personal y familiar. Algunas de esas fórmulas: menos reuniones presenciales, mejores herramientas, formas de valoración del trabajo más racionales, gestión por objetivos… La consecuencia interesante de todo esto es que lo que en principio resulta beneficioso para la mujer acaba siéndolo para todo el mundo, pues permite una mejor gestión de los tiempos sociales.

De la Conciliación a la Corresponsabilidad

Es imprescindible que la conciliación se transforme en corresponsabilidad, un término, casi una filosofía de vida necesaria para el equilibrio de las mujeres y los hombres de la sociedad actual. En otro momento histórico fue posible establecer políticas diferenciales para que las mujeres cuidaran de los hijos por un tiempo sin perder totalmente su inserción laboral. Pero en el mundo actual, mercados de trabajo desregularizados y flexibles y en un contexto de crisis económica, incidir en políticas de igualdad “sólo para las mujeres” es costoso e ineficaz.

Más información en Gender Capital>>>